Últimas noticias del SAT:

Todo sobre el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)

octubre 16, 2019
443

Desde su incorporación en la reforma fiscal del 2014, el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) suma hasta el 2019 más de 5 millones de contribuyentes registrados, emitiendo más de 35 millones de facturas y recaudando más de 17,700 millones de pesos de acuerdo a datos de la SHCP.

Pero, ¿Quiénes pueden tributar en este régimen, cuáles son sus beneficios y obligaciones? En el siguiente artículo haremos un análisis de todo sobre el Régimen de Incorporación Fiscal en México.

¿Qué es el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)?

A partir del 1 de enero de 2014 la reforma fiscal crea el RIF para sustituir el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) como parte de la estrategia del SAT y el gobierno federal para promover la formalidad, la competencia leal y equitativa entre personas físicas.

El RIF está dirigido a las personas físicas con actividad empresarial, venta de bienes (tienda de abarrotes, papelería, carnicería, etc.) o prestan servicios (salón de belleza, plomería, carpintería, herrería, etc.) sin requerir un título profesional y que obtengan ingresos de hasta 2 millones de pesos anuales. Es importante señalar que sólo una vez es posible inscribirse a este régimen y permanecer en él por 10 años.

Beneficios de tributar en el RIF

Uno de los beneficios que motiva a los contribuyentes para formar parte del RIF es la condonación de impuestos el primer año y a partir del segundo año la reducción del ISR disminuye 10% cada año. Esto siempre y cuando los ingresos del contribuyente no exceda los 300 mil pesos por operaciones con público en general. De lo contrario, se pagará el porcentaje correspondiente de IVA y/o ISR por la operación con público en general.

REDUCCIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA A PAGAR PARA RIF
AÑO 1 AÑO 2 AÑO 3 AÑO 4 AÑO 5 AÑO 6 AÑO 7 AÑO 8 AÑO 9 AÑO 10
100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10%

Otro beneficio al estar inscrito en el RIF es el acceso a créditos bancarios de hasta 300 mil pesos, tasas de interés preferenciales a plazos hasta de 60 meses para la compra de mercancía, pagar a proveedores o trabajadores y adquirir mobiliario.

De igual forma se cuenta con acceso a capacitación fiscal como talleres, conferencias y programas de acompañamiento con la finalidad de que los contribuyentes en el Régimen de Incorporación Fiscal puedan cumplir correctamente las obligaciones y contar con un buen historial fiscal.

Obligaciones del Régimen de Incorporación Fiscal

El RIF como hemos visto tiene beneficios interesantes para las personas que inician un negocio o quieren formalizarlo. Pero es importante tomar en cuenta las obligaciones que este régimen tiene.

  • Para ser parte del RIF es indispensable inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Después de obtener el RFC se obtendrá la Cédula de Identificación Fiscal (CIF) para generar una contraseña que servirá para acceder a los servicios del SAT como “Mis cuentas” así como presentar declaraciones.
  • Así mismo se debe conservar los comprobantes que amparen una transacción cuando no se haya emitido la factura. De igual forma realizar la declaración bimestral registrando los ingresos, egresos, inversiones y deducciones del periodo a más tardar el día 17 del mes inmediato posterior a aquel al que corresponda el pago. Es importante registrar todos los ingresos ya sea mediante la factura correspondiente cuando el cliente lo solicite o una factura al público en general.

Otras obligaciones del RIF son:

  • Entregar a sus clientes comprobantes fiscales (facturas). Para esta actividad, el SAT pone a disposición una herramienta electrónica gratuita para generar facturas, de igual forma EdiFact proporciona una versión gratuita de su sistema de emisión de facturación electrónica. Si la operación es inferior a 250 pesos, no es obligatorio generar la factura si el cliente no lo solicita, pero es necesario emitir una factura global de las operaciones realizadas con el público en general.
  • Pagar los impuestos correspondientes de forma bimestral ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) así como las erogaciones relativas a sus compras e inversiones, cuyo importe sea superior a 5,000 pesos, mediante transferencia electrónica, cheque nominativo, tarjeta de crédito, débito o monederos electrónicos autorizados por el SAT.
  • Cuando los ingresos anuales superen los 2 millones de pesos el contribuyente saldrá del RIF. Adicionalmente, si el contribuyente no presenta sus declaraciones o no realiza sus pagos de impuestos bimestrales también se queda fuera del régimen.

¿Cómo darme de alta en el RIF?

Para inscribirse en el Registro de Incorporación Fiscal existen 2 formas, mediante internet o de forma presencial en cualquier oficina del SAT del estado donde reside.

Inscribirse al RIF por internet

Necesitas tener a la mano la CURP, si no la tienes, puedes obtenerla aquí , el domicilio del negocio y la actividad a realizar.
Ingresar al siguiente enlace .

  • Capturar la CURP y el domicilio del negocio.
  • Indicar el tipo de ingreso señalando la opción “Tienes un negocio y eres: Régimen de incorporación fiscal, antes REPECO” e identificar la actividad económica.
  • Revisar los datos del formulario de inscripción y si son correctos finalizar el trámite.
  • Descargar e imprimir el acuse de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) el cual contiene la cédula de identificación fiscal.

Inscribirse al RIF de forma presencial

  • Acude ante las oficinas autorizadas de la Entidad Federativa que les corresponda de acuerdo al domicilio.
  • Llevar la siguiente documentación: CURP o acta de nacimiento, identificación oficial vigente (credencial para votar, cédula profesional, pasaporte, licencia para conducir, entre otras) y comprobante de domicilio donde se ubique el negocio (pago de servicios como agua, luz, teléfono, predial, entre otros).
  • Realizar el trámite y obtener el acuse de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) el cual contiene la Cédula de Identificación Fiscal (CIF).

Recuerda que para ahorrar tiempo puedes solicitar una cita a través de internet en el siguiente enlace.

La implementación del RIF ha generado certeza jurídica y avanzado en la cultura de la regularización de pequeños negocios y el pago de impuestos combatiendo así la informalidad y generando una mayor recaudación en beneficios de las finanzas públicas.

¿Aún tienes dudas con respecto al Régimen de Incorporación Fiscal? Compártenos tu duda o punto de vista en los comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu correo antes que nadie las noticias fiscales del SAT más importantes.

  1. En el tema RIF un bloguero cual sería la actividad económica en el catalogo sat?

    y la otra duda es como puedo accesar a estos beneficios Otro beneficio al estar inscrito en el RIF es el acceso a créditos bancarios de hasta 300 mil pesos, tasas de interés preferenciales a plazos hasta de 60 meses para la compra de mercancía, pagar a proveedores o trabajadores y adquirir mobiliario.

    1. Gracias por la excelente pregunta. Como Bloguero la categoría sería “Comunicación” y la actividad económica “Creación y difusión de contenido exclusivamente a través de Internet”

      Si decides darte de alta como RIF los créditos de los que gozas puedes tramitarlos a través de la NAFIN (Nacional Financiera) https://www.nafin.com/

      Para ayudarte a elegir la actividad del catálogo del SAT te compartimos un Simulador del cuestionario de actividades económicas y obligaciones fiscales.
      https://www.sat.gob.mx/aplicacion/33759/simulador-del-cuestionario-de-actividades-economicas-y-obligaciones-fiscales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest