Últimas noticias del SAT:

¿Qué es una auditoría contable y cuando la necesita mi empresa?

noviembre 25, 2019
275

La salud financiera de cualquier empresa ya sea grande o pequeña es de gran importancia para que esta pueda subsistir a través de cualquier condición económica que atraviese la industria, la región o el país.

Uno de los métodos mas eficientes para conocer el estado financiero exacto es a través de una auditoría fiscal, mejor conocida como auditoría contable. A continuación te explicamos qué es, qué tipos existen y cuándo es necesario que tu negocio lo implemente.

¿Que es la Auditoría Contable?

La Auditoría Contable es un proceso que tiene como finalidad realizar una radiografía del estado financiero de una empresa para un periodo determinado y así determinar que la contabilidad de la empresa sea exacta, íntegra y elaborada, apegada al marco normativo que rige al país.

Durante la Auditoría Contable se revisan y evalúan estados financieros, sistemas informáticos, procedimientos operativos y todo lo que influye en la fiabilidad de la contabilidad de la empresa.

La figura del Auditor Contable

El encargado de realizar una Auditoría Contable debe ser capaz de analizar y verificar los datos contables de la empresa. Así como tener la experiencia para generar un informe concluida la auditoría y dictaminar el grado de veracidad y claridad fiscal que la empresa posee.

El Auditor puede ser interno o externo y dependerá del tipo de Auditoría contable que se realice.

Tipos de Auditorías Contables

Existen 2 categorías generales de auditorías, aunque ambas siempre se tratarán de un análisis crítico y sistemático de los estados contables de la empresa.

Auditoría Contable Interna

Es un proceso de revisión interna, continuo, que evalúa los estados financieros, cumplimiento de gastos y políticas fiscales, para mejorar o detectar irregularidades.

En la mayoría de los casos es realizado por personal calificado de la empresa o un auditor contratado a manera de prestación de servicios. Como se menciona anteriormente, para que la auditoría sea eficiente debe ser un proceso continuo.

Auditoría Contable Externa

La Auditoría Contable Externa es realizada por un profesional independiente contratado por órganos de control como el SAT, clientes o inversionistas que requieren conocer la calidad y fiabilidad fiscal de la empresa.

En este tipo de auditoría es de suma importancia la objetividad en los resultados y dictamen. Es por esta razón que el auditor no debe tener ninguna relación con el departamento al que se realizará la auditoría, ni con la empresa.

La Auditoría Contable Externa es recomendable realizarlo periódicamente para sustentar a las Auditorías Contables Internas y así complementarse entre sí.

Pasos al realizar una Auditoría Contable

  1. Pista de Auditoría: Es necesario llevar un registro completo y fidedigno de las actividades financieras de la empresa. Es recomendable utilizar software de contabilidad para realizar un análisis de manera fácil de todos los movimientos.
  2. Políticas de Registro: Tener la información contable y fiscal de la empresa bien organizada ayudará a que esta sea confiable y segura. Facturas emitidas, recibidas y canceladas, todo es importante tener bien almacenado y organizado para detectar de manera fácil desajustes o incongruencias en la parte contable. Herramientas como la Descarga Masiva nos ayudarán con este paso.
  3. Entrega de Documentos Contables: Es de suma importancia diseñar un proceso ágil y confiable para archivar los documentos contables relevantes y así blindar la información de posibles manipulaciones o errores al momento de entregarla al auditor.
  4. Organización interna de la empresa: La separación de actividades y responsabilidades en la parte contable ayudará en el control y a detectar cualquier posible estafa durante la auditoría.
  5. Leyes Contables: Adoptar los procedimientos y formatos oficiales que indica el SAT para realizar registros contables facilitará el análisis de los datos. El Anexo 20 del SAT servirá como guía.

Opiniones de una auditoría contable

La opinión resultado de una Auditoría Interna o Externa debe reflejar la fallas encontradas en el departamento contable – fiscal y señalar el origen de las mismas con recomendaciones para corregirlas, si es que existieran. Los tipos de opiniones tras una auditoría contable son:

  • Opinión limpia o favorable: La información auditada refleja la imagen fiel de la empresa de acuerdo al marco normativo de referencia.
  • Opinión con salvedades: Cuando el auditor encuentra incongruencias en la elaboración de la información de la empresa en relación al marco normativo de referencia y estas, excepto por esa salvedad, reflejan la imagen fiel de la empresa.
  • Opinión adversa o negativa: Se constata que existen desviaciones relevantes en la elaboración de la información contenida en los estados financieros, en relación al marco normativo de referencia. 
  • Abstención u opinión denegada: El auditor no logra obtener evidencia suficiente para emitir un juicio sobre la imagen fiel de la empresa con respecto al marco normativo de referencia. Se genera esta situación cuando la información es limitada o restringida.

¿Cuando realizar una Auditoría Contable?

Cumplir con los parámetros indicados por la autoridad derivan en realizar una auditoría o la necesidad de comprobar la fiabilidad del estatus contable solicitado por un futuro accionista o poder ser acreedor a un beneficio como un préstamo. Por eso el momento conveniente para realizar una auditoría contable se puede desglosar en 4 supuestos.

  • En el momento programado: Internamente la empresa debe tener previsto realizar auditorías trimestrales, semestrales o anuales.
  • Cuando sea solicitado: El SAT, clientes o inversores pueden demandar un análisis de la salud fiscal y contable de la empresa.
  • Al producirse cambios: Si las reglas con respecto al marco normativo de referencia es modificado, es importante realizar la auditoria antes y después de los cambios.
  • Cuando se detecten fallos o incongruencias contables y sea necesario valorar el origen de los mismos y el alcance de la afectación.

Las auditorías internas y externas son herramientas efectivas en beneficio de las empresas ya que no se limitan a verificar el cumplimiento fiscal ante el SAT; sino también se deben aprovechar para confirmar la veracidad en los procesos contables, administrativos y fiscales de la empresa.

¿Aún tienes dudas? Escríbenos en los comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu correo antes que nadie las noticias fiscales del SAT más importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest