Últimas noticias del SAT:

¿Cómo realizar un cierre contable exitoso?

diciembre 20, 2019
2462

Estamos en los últimos días del año y es de suma importancia tener todos los pendientes resueltos para poder disfrutar de las fiestas decembrinas junto a nuestros seres queridos. Si tienes una empresa o eres el encargado de contabilidad debes saber que estas fechas son un momento clave en temas contables y fiscales. Lamentablemente, muchos contribuyentes pasan por alto la importancia del cierre contable que toda empresa debe realizar, es por ello que a continuación te mencionamos qué es, el alcance y cómo realizar un exitoso cierre del ejercicio contable 2019 de tu empresa.

¿Qué es un cierre contable?

El cierre del ejercicio contable es un proceso de cierre y análisis de las cuentas de resultados (Cuentas de gastos, ingresos, costos de venta y costos de producción) de la empresa. La finalidad es conocer el estado financiero (ganancias y pérdidas), identificar posibles errores en la contabilidad, así como generar las cuentas de balance respectivas (activo, pasivo y patrimonio). El ejercicio de cierre contable abarca un ciclo económico de la empresa con doce meses de duración. En la mayoría de la veces está sincronizado con el año natural (del 1 de enero al 31 de diciembre) el cual se toma como referencia económica, fiscal y financiera para todo contribuyente.

Ahora que conocemos el alcance del ejercicio de cierre contable y fiscal continuaremos con los pasos necesarios para realizar los procesos de manera correcta.

¿Cómo realizar el cierre contable?

Balance de comprobación de sumas y saldos

El primer paso al iniciar un cierre contable es verificar que la contabilidad de la empresa esté cuadrada, con esto nos referimos a que los datos registrados en la contabilidad coincidan con los datos del libro diario de la empresa. De lo contrario se deben realizar los ajustes pertinentes. A este paso se le conoce como Asiento de Cierre.

Reclasificación de deudas

Para iniciar un nuevo ejercicio contable es importante reclasificar la parte de las deudas a largo plazo (deudas con duración de un año o más) como deudas a corto plazo si estarán presentes en el ejercicio siguiente. Por tal motivo se deben cargar la cuenta de deudas a largo plazo a la cuenta de deudas de corto plazo utilizando las tablas de amortización de préstamos para conocer que parte corresponde al nuevo ejercicio contable.

Cuadro de cuentas

El cuadro de cuentas es establecido en el plan general contable y se trata del listado de elementos considerados en la contabilidad de la empresa. Por tal motivo es de suma importancia comprobar que no existen errores en las siguientes cuentas:

  • Financiación básica
  • Activo no corriente
  • Existencias
  • Acreedores y deudores por operaciones comerciales
  • Cuentas financieras
  • Compras y gastos
  • Ventas e ingresos
  • Gastos imputados al patrimonio neto
  • Ingresos imputados al patrimonio neto

Inventario

El stock de cualquier empresa es el conjunto de bienes circulantes comerciales o mercancía para su venta. El stock sufre modificaciones durante el periodo del ejercicio fiscal lo que causa alteraciones en la balanza contable de la empresa. Es por ello, que para tener un cierre contable exitoso es necesario realizar un inventario de las existencias.

Provisiones

Tener un fondo como seguro para la empresa es indispensable y en el cierre contable las provisiones para riesgos y gastos fungen como una especie de seguro financiero para la empresa. Es indispensable aprovisionar para gastos futuros, aunque no se conozca la cantidad exacta o la fecha para utilizar el fondo.

Resultados antes de impuestos

Después de realizar los ajustes anteriores del cierre contable, continuamos con los resultados antes de impuestos que son los ingresos contables menos los gastos contables. Este ajuste se realiza los últimos días del año contable para reflejarse en la cuenta de resultados con los datos exactos.

Asiento de regularización

La regularización es el final del cierre contable y consiste en el cálculo del resultado de la empresa en el ejercicio contable mediante el traslado de los saldos de todas las cuentas de gestión a la cuenta de resultados. La regularización puede dar como resultado 2 situaciones: Contar con saldo acreedor o saldo deudor, el primero se refiere a ganancias y el segundo a pérdidas.

Consejos finales para tener un cierre contable exitoso

  • Estar al tanto de los cambios y reformas realizadas en la Resolución Miscelánea Fiscal de cada año fiscal.
  • Cerrar las cuentas al finalizar el año fiscal para determinar si hubo pérdidas o utilidades.
  • Realizar una conciliación y ajustes en la amortización y depreciación de los activos antes de cancelar las cuentas.
  • Crear asientos contables para la cancelación de cuentas dejándolas en ceros. Estas cuentas son de ingresos, gastos, costos de venta y de producción.
  • Las cuentas con saldo negativo deben reclasificarse, en particular las bancarias, clientes o proveedores.

Aún tienes dudas, puedes escribirlas en los comentarios y con gusto te ayudaremos.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe en tu correo antes que nadie las noticias fiscales del SAT más importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest